Prensa

“… Este truculento trío no decepciona a su público. Las mímicas burlescas de los actores son extremadamente locas. Del teatro cómico al auténtico”.
“… Bajo los ojos boquiabiertos de los invitados, los cocineros-actores proponen un verdadero castillo de fuegos artificiales de palomitas, luego deciden cocer a fuego lento crepes españolas”.
“… La diversión está en su cumbre. La compañía encadena con juegos de teatro y mimo. Todo en un ambiente muy musical. Ritmado por aires cubanos, cantos de ópera, incluso religiosos, los tres artistas juegan con las 70 personas reunidas para la ocasión”.

“… Originalidad. Inspiración. Elixires viejos servidos en odres nuevos. Diáfana compostura dramática. Profundidad. Armonía plástica, renovadora y convincente. Química interpretativa que conecta con los espectadores desde su tumultuoso acceso al local.
“… Arquitectura teatral decisiva al convertir el espacio escénico en un gran restaurante y situar como comensales a los espectadores.
“… Luces, cocinas, mostradores, anuncios, cuadros, atmósfera trepidante y humor a raudales. Un menú gastronómico desconcertante y explosivo conducido por música variada, hermosa y sublime en ocasiones.
“… Un vademécum de cinco estrellas, donde los platos se cocinan y sirven a la vista, y que debe figurar por méritos propios en la guía Michelín.

“…Se escucha una sugerente banda sonora. Se sienten muy pocas palabras, pero es cómo si se hablara mucho porque a menudo, como pasa en la vida real, los gestos valen más que mil palabras…”

“…Uno piensa que el tan rememorado estos días Antoni Gaudí por su obra arquitectónica, que precisamente murió pronto hará cien años (1926) en una de estas naves góticas del antiguo Hospital de la Santa Creu, después de haber ingresado como un desconocido a raíz del accidente del tranvía, habría estado más que contento con un menú como el del ‘Copacabana’…”

“…A juzgar por como los tres ajetreados cocineros se esfuerzan, puede dar la impresión que el resultado gastronómico no sea precisamente de cuchillo y tenedor. El caso es que, poco y bueno, en esta ocasión dan excelente, y son escasos los espectadores que se resisten a no picar cada uno de los platos que, con toda la voluntad del mundo, los tres jóvenes cocineros traen mesa por mesa…”

“…La mayoría de los números que se hacen entre plato y plato recuerdan aquello que probablemente sería la niña de los ojos de los seguidores de una época del teatro de barraca…”

“…A pesar de las dificultades que tienen las nuevas propuestas para convencer un público que no forzosamente tiene que ser joven y nuevo sino que sólo hace falta que esté despertando la curiosidad para experimentar nuevas sensaciones filtradas por el teatro, el espectáculo ‘Copacabana’ merece congregar en cada función a la nave de la Biblioteca de Cataluña los noventa espectadores admitidos…”

“… Del mismo modo que dicen que la buena confitura se encuentra en el bote pequeño, también en la sencillez escénica hay a menudo el buen teatro…”

“…S’hi escolta una suggerent banda sonora. S’hi senten molt poques paraules, però és com si s’hi parlés molt perquè ben sovint, com passa a a la vida real, els gestos valen més que mil paraules…”

“…Un pensa que el tan rememorat aquests dies Antoni Gaudí per la seva obra arquitectònica, que precisament va morir, aviat farà cent anys (1926) en una d’aquestes naus gòtiques de l’antic Hospital de la Santa Creu, després d’haver-hi ingressat com un desconegut pòtol arran de l’accident del tramvia, hauria estat més que content amb un menú com el de Copacabana…”

“…A jutjar per com els tres atrafegats cuiners s’hi esmercen, pot fer la impressió que el resultat gastronòmic no sigui precisament de ganivet i forquilla. El cas és que, poc i bo, en aquesta ocasió, donen excel·lent, i són escassos els espectadors que es resisteixen a no picar cadascun dels plats que, amb tota la voluntat del món, els tres joves cuiners porten taula per taula…”

“…La majoria dels números que es fan entre plat i plat recorden allò que probablement devia ser la nineta dels ulls dels seguidors d’una època del teatre de barraca…”

“…Malgrat les dificultats que tenen les noves propostes per convèncer un públic que no forçosament ha de ser jove i nou sinó que només cal que estigui encuriosit per experimentar noves sensacions filtrades pel teatre, l’espectacle ‘Copacabana’ es mereix congregar cada funció a la nau de la Biblioteca de Catalunya els noranta espectadors admesos…”

“… De la mateixa manera que diuen que la confitura es troba en el pot petit, també en la senzillesa escènica hi ha sovint el bon teatre…”

“… Lo mejor de este festival de arte es que te da la oportunidad de ver una gran variedad de espectáculos y Ponten Pie trajo verdaderamente algo diferente a la mesa con su cabaret de farsa gastronómica…”

“..Yo no estaba muy segura donde nos estabamos adentrando cuando nos acompañaron a la sala de actos del centro de las artes y la cortina se cerró detrás de nosotros, pero lo que siguió después fue un espectáculo extravagante y divertido donde el público jugó un papel crucial en él…”

“…Hubo algunos momentos de hilarantes payasadas y grande momentos, pero a pesar del caos en la cocina los pequeños bocados de comida que probamos eran sorprendentemente deliciosos…”

“…Natalia Méndez, Emilie De Lemos y Sergi Ots estuvieron fantásticos, ofreciendo expresiones faciales y una comedia física maravillosas. Cada uno tenía sus momentos para brillar, pero también trabajron fantásticamente bien juntos, creando un espectáculo extraño y maravilloso que nunca cayó por un segundo…”

“…El virtuosismo en bandeja…”
“…En Burghof nunca se había preparado un ambiente para los espectadores como el que montó en el escenario la compañía Ponten Pie…”
“…La comida tan solo es uno de los ingredientes de la “visita al restaurante” de la tarde, en la que se combinan teatro y realidad. Es el espíritu, realmente alimentado por medio de las actuaciones estrambóticas, encantadoras, divertidas y lascivas. Los tres actores utilizan el mobiliario como escenario o atrezzo y van cambiando los géneros para sus minidramas. Ya sea teatro de sombras, guiñol con dedos o títeres, lo que los españoles sirven son, sin excepción, manjares sabrosísimos. 360 grados para disfrutar. Te frotas los ojos por las cosas maravillosas que suceden a tu alrededor y te sumerges en una mundo surrealista en el que las cebolletas bailan el cancán coronadas con boas de plumas o una diva cantarina depila los pelos hirsutos de su pierna…”
“…Tanto unos como otros se verán personalmente arrastrados a la magia o a la ilusión, como, por ejemplo, cuando una mujer te seduce con dulzura mediante unos insinuantes chasquidos con la lengua y una montaña de chocolate y nata, o se te acerca una sensual bailarina con una falda de pantalla. La ilusión se mantiene hasta el final. Con mucho gusto nos hubiéramos tomado un vinito en el Copacabana, para no tener que regresar tan pronto a la realidad…”